Geraldine

23 Oct

Han pasado tantos años y mi corazón sigue sintiendo tu ausencia…

Me he acordado de aquél recuerdo lejano del día de tu partida.

 

Hoy espero que me escuches, amada hermana mía,

ruego que me perdones el no haberme podido despedirme de vos.

 

Hoy, ruego al Padre te lleve hasta donde estés mi amor,

y este pensamiento de gratitud por haberme escogido como tu hermana

y por haberme acompañado durante tu estancia con nosotros.

 

Te recuerdo hoy, el día de tu partida

y te mando estos versos para que al escucharlos, al leerlos,

seas del todo libre y cumplas el propósito,

el hermoso destino de tu vida.

 

Te amo hermana mía,

sé feliz hoy, sé feliz de por vida.

Hoy me despido de vos, ¡hasta pronto hermana mía!

hasta que nos volvamos a encontrar en el momento de mi partida.

 

Te amo Gerald,

te amo y te extraño hermana mía.

… ¡Sé feliz! ¡Sé vos misma!

Amarte = amarme

22 Oct

Hoy decido amarte, profundamente,

con intensidad loca,

con un empeño fuerte y constante.

 

Decido amarme como me amaste tú

cuando aparecí en tu luz

hecha toda armonía.

 

Decido amarme toda:

mi cara, mi pelo, mi cuerpo

sin importar las libras de más o de menos.

 

Decido también llevar melodía

a mi ser, a mi vida,

y oírla sonar al son de tu eco.

 

Decido amarme, sí,

porque es lo correcto,

porque es lo que anhelo,

porque es lo que espero.

 

Decido amarme con toda mi luz

y la consciente expresión hecha

o reflejada en mi voz.

 

Decido amarme, sí,

porque así nos elevamos tú y yo.

 

Crisis

8 Oct

Tu recuerdo me ha traído

otra crisis fugaz, la melancolía fatal

que me hace perder la razón

y que me trae tanto dolor.

 

Una vez más caigo en el abismo

para verme en el espejo

y saber que siempre estás allí

recordándome que debo salir de esto.

 

Una vez más te presentas con tu fuerza

y tu solemnidad eterna.

Me desnudas y haces mella

en este pobre corazón.

 

Y sé que volverás

con el mensaje de siempre

a darme la lección permanente

esa que no miente y me hace suspirar.

 

Sí, sé que volverás

a darme el aviso final

para ver si al fin esa vez

yo te escucho y dejo de hacerme tanto mal.

Tomá mi corazón

2 Oct

Te he esperado por tanto tiempo,

sin saber que ya te conocía,

que tu mirada se fundía con la mía…

y te dejé pasar, como pasa el viento.

 

Te esperé y me cansé y me dije: ¡no más!

que tonta fui por no comprender el ayer,

por no darnos la oportunidad de amar.

 

¿Y hoy vuelves tan tranquilo, tan sereno,

con ese paso tan quieto y me declaras tu amor?

 

¡Qué torpe he sido! ¡Oh Dios mío!

por no darme cuenta, por no entrar en razón.

Hoy, aunque es un poco tarde,

te agradezco por aparecer hoy.

 

Tomá mi corazón, te lo entrego yo a vos,

te lo entrego porque vos sos yo.

Te lo entrego, aunque en esta realidad no podamos ser dos.

Días sin color

15 Sep

Hay días muy tristes,

donde la luz de la aurora no falta,

donde la mañana parece oscura y cansada,

donde parece que nada ya tiene importancia.

 

Hay días tan sombreados,

donde respiras mucha pena,

donde hace falta tu abrazo y tu amor

que nos cobija con confort.

 

Hay días, que a pesar de ser noches,

llevan en sí el llanto de la soledad que deja así tu paso.

 

En este día de dolor,

aunque parezca noche,

yo te envío a ti mi amor, mi abrazo solidario

y un rayo de esperanza para que sientas la luz, el sol, su amor.

 

Pena

18 Ago

Me da mucha pena, otra vez,

ver el llanto de la gente,

ver el dolor, el desasosiego

y la estupidez que nubla la razón.

 

Me da mucha pena

encontrar una parte de esta humanidad

hecha bastante mierda.

 

Me uno al dolor

de los seres que sufren

por el desamor que algunos comenten

en el nombre de su dios.

 

Ojalá algún día

triunfe el verdadero amor,

triunfen las ganas de un mundo mejor

donde haya paz que inunde el corazón.

 

Cita

Vivencias=experiencias

1 Ago

“Cada vivencia ha sido una experiencia para comprender mi propio ser, mi actuar,

mi sentir. Vivencias que me enseñan más de ti, de mí, de este mundo que habitamos.”

Mis sombras

26 Jul
He visto mis sombras,

he visto caer con desesperación el afanado pensamiento 

que afloraba en mi corazón.



He visto mi oscuridad,

he visto mi oscuridad abarcando lentamente mi ser,

me cubrió sin esperar.



Y al estar caída, 

envuelta en esa oscura luz

vi la necesidad de reflexionar,

de entrar en lo profundo de mí.



Vi todo oscuro, todo era oscuridad.

Miré mis líneas de tiempo

y la sombra tan oscura  que cubría cada hecho.



Respiré profundo

cerrando mis ojos para no sentir más,

para tan solo apreciar lo oscuro, la nada, toda esa vaciedad.



Entonces abrí los ojos

y todo era claridad;

entendí a mi propio ser, mi propia luz, mi gran verdad.



Gracias sombra,

gracias oscuridad

por enseñarme a ver y a admirar mi claridad.

 

Mi oración del día.

19 Jul

Te devuelvo la pena

para que al tomarla en tus brazos me la regreses hecha calma.

 

Te devuelvo la melancolía

para que al tomarla tú, la transformes en verdadera alegría.

 

Te devuelvo el dolor que me produce tu ausencia

para que escuches mi oración, tomes mi energía y me la devuelvas hecha vida.

 

Te devuelvo el vacío, este que siento porque existo

para que lo transformes en plenitud, en amor infinito.

 

Te devuelvo mi ansiedad, todas las que ya conoces

para que al hacerla tuya me la regreses hecha paz.

 

Te devuelvo mi preocupación por lo que tengo o no tengo en esta vida,

y así me la regreses hecha oro, hecha abundancia.

 

Te devuelvo esto y mucho más:  la falta de conciencia,

la extrema carencia que recorre nuestras mentes, nuestro mundo.

Te devuelvo esa energía, para que la transformes y conviertas en amor,

paz y abundancia para cada ser que te aclama hoy.

 

Así Padre, envío y así de tu mano recibo. Esta es mi oración del día.

Elevando el pensamiento

14 Jul

Hoy te escribo los versos

que  escondidos han quedado en mi pecho

para no gritar tu amor día a día,

para no morir con tan intrínseca melancolía.

 

Esta vez saco la voz

que apresada había quedado en mi corazón,

que en la oscuridad se adentraba

para no sentir más tu presencia, tu amor.

 

Hoy sale esa voz y con ella su eco:

el amor, ese gran sentimiento

que a diario callado me acompañaba,

pero que dolía muy adentro.

 

Hoy, hoy te elevo a ti esta poesía

para que llegue clara, la escuches y derrames tu gracia

a esta vida que te busca desesperadamente y ya sin calma.