Reviviendo recuerdos

10 Jun

Me voy ya de vacaciones por unos días y no sé que tanta posibilidad tenga de escribir, sin embargo no quiero desaparecer sin al menos dejar un poco de mi. Disfruten.

Photo by rawpixel.com on Pexels.com

He traído a la memoria todo lo que había quedado en el vacío. Todos los momentos vividos, los he traído hoy y los he revivido.

He traído a la memoria tanta historia, tanta gracia, toda una vida o varias vidas colmadas de pequeñas grandes cosas.

He traído a la memoria la verdad que estaba oculta, todo el plan original de esta mente confusa.

Y hoy, solo trato de encajar las piezas que aún quedan sueltas de este gran puzzle universal para ver toda la realidad que me ha sido cubierta.

A ti, esencia.

9 Jun
Photo by Engin Akyurt on Pexels.com
¿Dónde fue que quedó la luz, 
que se fue el amor,
que quedó la coherencia
de esta aturdida consciencia?

Me perdí buscando la esencia
de aquella alma viajera
que un día accidentalmente
entró en mi interior.

No quiero más esa esencia,
no me apetece buscarla, ya que al hacerlo yo
pierdo un pedazo de mi alma y sin duda mi razón.

Ya no quiero más buscarte,
ni beber de tu dulzura
que me lleva a la locura
y me estruja el corazón.

Memorias

8 Jun

close up photo of pictures on wooden box

Photo by Lisa Fotios on Pexels.com

Hace un siglo fue

cuando dejé de ser el ser aquél

que a tu alma cautivó.

Hace un siglo fue

que busqué la libertad

y en esa búsqueda fatal

me perdí sin más son.

Hace un siglo me perdí

y enterré mi luz, mi amor,

pues no recordaba ya más

aquello que era yo.

Hoy intento despertar,

intento resurgir, intento renacer

y apagar el fuego aquél

que un día me consumió.

Hace tiempo, hace mucho tiempo

yo era estrella,

estrella que con el paso del tiempo

se olvidó de si misma y se apagó.

Saberte cierto.

7 Jun

A pesar de los años que llevo esperando la revelación de tu espíritu, a pesar del recuerdo borroso, del afanado pensamiento, del vacío constante, de este fuego que arde, yo te sigo queriendo.

Muy a pesar de la tardanza en encontrarte, de liberar mi mente del afanoso sentimiento que me ha tenido presa por completo, muy a pesar de eso, hoy celebro el encontrarte.

¿Qué son muchos años? ¡Sí que lo son! pero no espero ya nada más, tan solo saberte cierto. ¿Qué lamento no haber esperado antes este momento? eso también es verdad.

Pero, ¿qué más podría hacer con mi poca paciencia, con todo lo aturdida que estaba mi cabeza? Solo quise venir a este mundo para poderte encontrar… y al final te encontré, y en un instante te perdí, aunque al final te gané.

No era un adiós

6 Jun
Photo by Pixabay on Pexels.com
No era un adiós,
tan solo el eco de un alma que llora
por la partida de sus sombras.
Era más bien un grito que escapó del alma
para entenderse a sí misma,
para ser coherente con el constante sentimiento
que continuamente atrapado queda entre palabras y silencios.
No era un adiós, solo un hasta luego...