Promesa viva

5 Ene

pexels-photo-108941.jpeg

Mi promesa amor,

sigue estando latente,

sigue estando muy presente

para que entre eco y eco, susurro y susurro

tú me escuches nuevamente.

 

Mi promesa amor,

nunca ha quedado vacía.

Si lo notas, sabrás que toca tu corazón día a día

para que no me olvidés más,

para que me recuerdes.

 

Mi promesa,

esa que te hice hace siglos,

esa que se fue casi al olvido,

se renueva cada instante

en cada sueño, cada meditación, cada pensamiento.

 

Mi promesa,

es, recuerda, aquella que te di para toda la vida,

aquella en que juré darte todo el amor,

y mantenerte cerca cada día.

Por Nicaragua: “Porque somos más y marchamos dignos”

22 Jul

Mi tierra

16 Jul

No puede más que oir el llanto,  mi tierra,

no puede más callar y dejar que solapen su herencia.

No puede más, mi tierra con tanto agravio cometido.

No puede más que llorar con sus hijos.

 

Hay lamentos por tanta sangre que recorre en ella,

tantas atrocidades hechas por la mano del malvado

que en su desquiciado juicio se ha creído “Dios”.

 

¡Ay! ¡Cómo llora mi tierra!

con un lamento impasible, con un dolor indescriptible.

¡Ay! Mi tierra, mi tierra, que sufre entera.

No callará más mi tierra, hasta que se quite la sangre que recorre en ella.

 

 

Días oscuros

9 Jul

Hay días en que el sol no sale,

donde la penumbra habita nuestras almas,

donde el dolor se acrecienta

y hasta parece que uno pierde la calma.

 

Hay días en que la tormenta no cede,

en los que las aguas se agitan.

Días donde la esperanza se pierde

y hasta la fe parece que se empaña.

 

Hay días oscuros donde la muerte ronda

por culpa de algunos que no tienen alma.

Hay días oscuros, sí, muy oscuros,

como los que vive mi amada Nicaragua.

 

Hay días oscuros, hoy sin duda es uno.

Ojalá pues, aún así, prevalezca la fe, el amor y la esperanza.

En oración.

20 Jun
white tealight candles lit during nighttime

Photo by Zac Frith on Pexels.com

Hoy, me acerco a vos,

me acerco a tu presencia para pedir justicia,

para pedir que tu amor sea derramado en cada corazón.

 

Hoy, me acerco a implorarte paz,

con un desesperado grito de auxilio

que mi alma no puede más callar.

 

Hoy, solo tengo la fe, esa fe que me das vos,

y sé que en momentos así, de entera desolación,

vos nos demostras tu fidelidad y tu gran amor.

 

No tardes más Padre, no te tardes más Dios de Amor.

A ti imploramos ayuda del cielo para que nos liberes de tanta opresión.

 

 

Madrecitas nicaragüenses

30 May
white petaled flower

Photo by Irina Kostenich on Pexels.com

A esas madres, que sin quererlo ni pedirlo están sufriendo.

A esas, que han perdido el regalo más grande de amor de todos los tiempos,

es que elevo este eco, este canto que no es precisamente una canción,

pero que pretende llevar alivio al corazón.

 

A esas madres, que el dolor les ha tocado

por la culpa del cobarde, aquél al que el amor falta le hace.

A esas madres es que canto hoy,

con un canto de tristeza, con un corazón compungido,

yo les canto la querella por tanto acto atroz cometido.

 

Por esas madres es que ruego hoy,

para que el Padre amante tome su dolor,

para que la paz se haga presente

y para que el consuelo no cese.

 

Madrecitas, este día, yo comparto su dolor

y pido al Dios de esta tierra

que derrame gracia en cada ultrajado corazón.