A Geraldine

23 Mar

¿Por qué con el transcurrir de los años me sigo acordando? Fue muy corta vida, pero así te quise, recuerdo los momentos cuando querías estar todo el tiempo a mi lado, y es que eras mi hermana, la pequeñita de la casa…

Hoy te recuerdo con todas las ganas, y mi corazón se vuelca de sólo pensarte, y, ¡ay! qué vacío enorme, que dolor tan grande el sentir tu ausencia. Sólo pienso que si para mi fue difícil, ¡cuánto más para mis padres! Pues es que te fuiste cuando eras un chote.

¡Oh, mi hermana linda! Fuiste muy hermosa, y de entre las rosas fuiste la más hermosa… ¿Por qué nos dejaste? ¿Por qué el buen Padre nos concedió la gracia de tenerte solamente por unos pocos años?

Eras mi compañerita, ¡y a la larga ibas a ser mi mejor amiga!. Ahora siento tu falta… ¡Cómo tu ausencia quema mi corazón! que hasta un torozón se hace en mi garganta. Sin embargo, sólo me resta agradecerle a Dios esos pocos años que te dio de vida.

A 22 años ¡Ah, cuanto dolor!

Escrito el 23 de octubre de 2004

!Y cuánta alegría por saber que sigues viva! Te amo hermana. Gracias por estar siempre cerca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: