Reflexiones

27 Nov

Me parece estar confirmando

que una vez más me he equivocado,

pero eso no importa mucho

porque al final de cuentas

tú siempre has estado a mi lado.

 

No importa si otra vez tropiezo

y vuelvo a enredarme en la loca idea

de descubrir el alma.

 

Lo importante es que tú Padre no me sueltas,

y yo me elevo y me refugio

en la sutil sensación

que me envía siempre tu calma.

 

Ya no importa si en mi loca idea

tiro siempre del erróneo lado,

lo que importa es que aún con todo y angustia

tú me das siempre tu abrazo.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: