Volviendo a la calma.

11 Ene

Y el tiempo pasa como agua en corriente,

y así mismo aclara toda la penumbra.

Los pensamientos se aclaran

y el entendimiento se produce con discernimiento.

 

Entonces veo, en el claro que queda

en el rincón de mi cuarto,

una señal de luz que me abraza y me hace reflexionar:

La vida es más linda, sin contrariedad.

 

Esta reflexión me permite ver que lo que miraba antes

había sólo sido un desvirtuado pensamiento

que quizá mi alma por ser tan corta y tan vaga

buscaba con anhelo.

 

Todo huele a claridad:

La brisa refrescante se acelera

cae con dulzura en el centro de la grieta

y cura cualquier rastro de ansiedad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: