Mi oración del día.

19 Jul

Te devuelvo la pena

para que al tomarla en tus brazos me la regreses hecha calma.

 

Te devuelvo la melancolía

para que al tomarla tú, la transformes en verdadera alegría.

 

Te devuelvo el dolor que me produce tu ausencia

para que escuches mi oración, tomes mi energía y me la devuelvas hecha vida.

 

Te devuelvo el vacío, este que siento porque existo

para que lo transformes en plenitud, en amor infinito.

 

Te devuelvo mi ansiedad, todas las que ya conoces

para que al hacerla tuya me la regreses hecha paz.

 

Te devuelvo mi preocupación por lo que tengo o no tengo en esta vida,

y así me la regreses hecha oro, hecha abundancia.

 

Te devuelvo esto y mucho más:  la falta de conciencia,

la extrema carencia que recorre nuestras mentes, nuestro mundo.

Te devuelvo esa energía, para que la transformes y conviertas en amor,

paz y abundancia para cada ser que te aclama hoy.

 

Así Padre, envío y así de tu mano recibo. Esta es mi oración del día.

5 comentarios to “Mi oración del día.”

  1. 76sanfermo julio 19, 2017 a 4:34 pm #

    Me gusta mucho esta plegaria….
    Quisiera tener la fe que tienes tu….

    • csolisp julio 19, 2017 a 6:22 pm #

      La fe se cultiva, pero además es decisión como todo en la vida. Ojalá y empieces a practicar en CREER porque CREER es CREAR.
      Un abrazo 🙂

      • 76sanfermo julio 20, 2017 a 3:46 am #

        De vuelta a ti!

  2. Jéssica Alvarado julio 20, 2017 a 7:57 am #

    Es una profunda y acertada oración gracias por compartirla. Es un desistimiento de nuestra lucha contra aquello que sentimos y que no podemos cambiar, aquello que solo el Padre puede transformar, dar el paso es lo difícil, es lo complejo, porque nuestra naturaleza rebelde nos impide hacerlo, el mismo orgullo y autosuficiencia nata, quisiera rendirme ante el Padre y entregarle todo eso que me agobia.

    • csolisp julio 20, 2017 a 9:32 am #

      Gracias amiga por tu comentario. Así es, solo él puede cambiar toda esa carga y convertirla en algo valioso para nosotros.
      Soy de esa fé, lo que no puedo llevar a cuestas, se lo entregó a él.
      Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: