Geraldine

23 Oct

Han pasado tantos años y mi corazón sigue sintiendo tu ausencia…

Me he acordado de aquél recuerdo lejano del día de tu partida.

 

Hoy espero que me escuches, amada hermana mía,

ruego que me perdones el no haberme podido despedirme de vos.

 

Hoy, ruego al Padre te lleve hasta donde estés mi amor,

y este pensamiento de gratitud por haberme escogido como tu hermana

y por haberme acompañado durante tu estancia con nosotros.

 

Te recuerdo hoy, el día de tu partida

y te mando estos versos para que al escucharlos, al leerlos,

seas del todo libre y cumplas el propósito,

el hermoso destino de tu vida.

 

Te amo hermana mía,

sé feliz hoy, sé feliz de por vida.

Hoy me despido de vos, ¡hasta pronto hermana mía!

hasta que nos volvamos a encontrar en el momento de mi partida.

 

Te amo Gerald,

te amo y te extraño hermana mía.

… ¡Sé feliz! ¡Sé vos misma!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: