Dolor

31 Oct

Me duele tu ausencia,

el vacío, el olor a tu aroma,

la luz que despides hacia el infinito

y que no encuentra su camino.

 

Me duele hasta el aire

que toca mi cuerpo,

que me abraza con ganas,

con ganas de amarme.

 

Me duele la melodía

que transita en mis oídos

porque es muestra de la vida

que existe en nuestro paralelismo.

 

Me duele la brisa

de la lluvia que no llega,

que no toca ni refresca el pensamiento.

 

Me duele tu abrazo,

tu llanto, tus palabras,

tu recuerdo limitado

que da paz y desaliento.

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: