Un oscuro adiós

21 Jun
Photo by cottonbro on Pexels.com

Este, como muchos otros días de mi vida ha sido un día difícil, letárgico, con un viento que sopla y que no mueve hojas, con un espíritu adormecido entre las olas.

Hoy, como muchos otros días, la paz inunda mi alma después de tan estrepitosa tormenta. Una paz que sin duda anuncia que toda la fantasía que mi mente había creado ha llegado a su fin.

Ahora, después de desahogar la inmensidad del dolor de la pérdida, he quedado casi como inerte, viendo el velo que poco a poco se desvanece, el velo de la locura que un día me encerró.

Hoy, solo queda un hasta luego. Hasta luego ser de mi amor y de mi entera ilusión y falsedad. Hoy me voy quizás para no volver más.

A %d blogueros les gusta esto: