Ilusiones

12 Nov

Te vuelvo a extrañar, aún a sabiendas que tu presencia existe en mí, aún sabiendo que tu vibración me acompaña, pero es inevitable no extrañarte.

Días como hoy, la esperanza queda anclada, la realidad me mira de frente a la cara, y yo no logro sostenerle la mirada, me amedrenta.

Hoy, hasta parece que todo es una fantasía de mi ilusa mente, ¡pobre, tonta y vana mente! que creyó en el amor.

Hoy te extraño más que nunca, aunque tu espíritu esté anclado en el mío y viceversa. Te extraño y tengo celos hasta de mi propia sombra.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: