Archivo | Poemas RSS feed for this section

Escribir es sanar

22 Mar
Photo by Jennifer Ben-ali on Pexels.com

Me dicen que escribiendo aprendo a entender lo que me acontece, que escribiendo puedo mirar el mundo desde otra perspectiva, y desde esa otra perspectiva aprender o entender lo que me sucede.

Me dicen que al vaciar mi corazón del torbellino de sentimientos, y al hacerlos palabras yo comprendo o me asomo -al menos- a intentar comprender todo este remolino de pensamientos que pasan por mi mente.

Al parecer es cierto, parece que al yo deslizar el lápiz en papel, respiro mejor de lo que lo hago cuando intento ordenar mis sentimientos, cuando intento ponerlo todo claro.

Me dicen que la cordura regresa cuando dejo al espíritu guiar mi mente y le permito sacarme de tanto dilema.

Hoy lo pienso, parece ser cierto, parece que al derramar yo las letras en este papel, la soledad se hace más llevadera; sin embargo, aún así me pregunto si al deslizar el lápiz en el papel ¿me quedaré más ligera? ¿sanada?

¿Qué sigue?

20 Mar

… y entre decisión, digo, decisiones creíbles y absurdas que pasan por mi mente y que no consigo saber si son certeras, -porque últimamente mi mente no piensa con cordura. Más bien piensa con una emotividad que casi me lleva al desquicio, con una emotividad que es casi un suplicio- me paso las noches en vela queriendo descubrir mi alma, queriendo revelar lo que internamente me apresa, me deja sin calma.

¿Qué sigue? ¿Qué hago? ¿Cómo sigo siendo guiada en este encuentro de peleas, discusiones y conversaciones con mi alma?

Compromiso

19 Mar

Vale, lo he decidido. He decidido no olvidarte ni hacer caso omiso de toda esta tempestad de sentimientos que bien hilvanados van quedando en mi centro.

He decidido no lanzarme desesperadamente en el abismo de tus ausencia, no sin antes renovar el compromiso que me permita ver nuestra esencia.

He finalmente decidido coexistir contigo, abrirme el camino y empezar a ver la luz que traes contigo, respirar mi esencia, esa que es tuya, es nuestra y así recordar la verdadera historia que hilvana nuestras almas.

He decidido cumplir con el compromiso, ese que una vez elegí, ese que acepté antes de venir aquí, para ver si al fin consigo sosegar mi tensión, clamar mi estrés y poder palpitar al ritmo de la ilusión, al ritmo de este gran amor y darle un poco de sensatez a esta vida absurda que hasta hoy no he llegado a comprender.

Palabras desconexas

17 Mar
Close up of woman hands holding red gift box for special event

Generosidad,

Esa diosa que implacablemente ha conducido a este ser toda la vida. ¿No será ya hora de dejar de acompañarme puesto que no me conduces a nada, más bien a desmerecerme?

Amor, Espíritu amigo,

Si por vivirte a ti -valga la redundancia- he dejado de existir, ¿no será mejor que te olvide y siga mi camino?

Tristeza, Nostalgia,

Toda una vida abarcándome, tomándome en tus brazos y apañando mis lágrimas, ¿no es hora acaso ya de que te vayas y no vuelvas más?

¡Soy yo!

17 Mar

¡Hey! ¡Soy yo! No puedo ser diferente. Si te digo que te quiero y que te cuido, no puedo ser incongruente.

¡Hey! ¡Escúchame! He vivido a tu lado por tantos siglos, y no porque no me veas quiere decir que no estoy contigo.

¡Hey! ¡Vuélvete a ti misma! Cuando veas hacia dentro verás la gracia que te envuelve y que te acoge y que hace mil intentos por llamarte y que la escuches, y a veces no lo logra.

¡Hey! ¡Soy parte de ti! Soy esa parte de tu alma que ha permanecido dormida o más bien tú la has creído dormida, pero que está más despierta y viva que nada.

¡Hey! ¡Te quiero! ¡No lo olvides! Eres esa diosa que no se recuerda y que se ocupa por aparentes tristezas. ¿Hasta cuándo?