Geraldine

23 Oct

Han pasado tantos años y mi corazón sigue sintiendo tu ausencia…

Me he acordado de aquél recuerdo lejano del día de tu partida.

 

Hoy espero que me escuches, amada hermana mía,

ruego que me perdones el no haberme podido despedirme de vos.

 

Hoy, ruego al Padre te lleve hasta donde estés mi amor,

y este pensamiento de gratitud por haberme escogido como tu hermana

y por haberme acompañado durante tu estancia con nosotros.

 

Te recuerdo hoy, el día de tu partida

y te mando estos versos para que al escucharlos, al leerlos,

seas del todo libre y cumplas el propósito,

el hermoso destino de tu vida.

 

Te amo hermana mía,

sé feliz hoy, sé feliz de por vida.

Hoy me despido de vos, ¡hasta pronto hermana mía!

hasta que nos volvamos a encontrar en el momento de mi partida.

 

Te amo Gerald,

te amo y te extraño hermana mía.

… ¡Sé feliz! ¡Sé vos misma!

Amarte = amarme

22 Oct

Hoy decido amarte, profundamente,

con intensidad loca,

con un empeño fuerte y constante.

 

Decido amarme como me amaste tú

cuando aparecí en tu luz

hecha toda armonía.

 

Decido amarme toda:

mi cara, mi pelo, mi cuerpo

sin importar las libras de más o de menos.

 

Decido también llevar melodía

a mi ser, a mi vida,

y oírla sonar al son de tu eco.

 

Decido amarme, sí,

porque es lo correcto,

porque es lo que anhelo,

porque es lo que espero.

 

Decido amarme con toda mi luz

y la consciente expresión hecha

o reflejada en mi voz.

 

Decido amarme, sí,

porque así nos elevamos tú y yo.

 

Crisis

8 Oct

Tu recuerdo me ha traído

otra crisis fugaz, la melancolía fatal

que me hace perder la razón

y que me trae tanto dolor.

 

Una vez más caigo en el abismo

para verme en el espejo

y saber que siempre estás allí

recordándome que debo salir de esto.

 

Una vez más te presentas con tu fuerza

y tu solemnidad eterna.

Me desnudas y haces mella

en este pobre corazón.

 

Y sé que volverás

con el mensaje de siempre

a darme la lección permanente

esa que no miente y me hace suspirar.

 

Sí, sé que volverás

a darme el aviso final

para ver si al fin esa vez

yo te escucho y dejo de hacerme tanto mal.

Tomá mi corazón

2 Oct

Te he esperado por tanto tiempo,

sin saber que ya te conocía,

que tu mirada se fundía con la mía…

y te dejé pasar, como pasa el viento.

 

Te esperé y me cansé y me dije: ¡no más!

que tonta fui por no comprender el ayer,

por no darnos la oportunidad de amar.

 

¿Y hoy vuelves tan tranquilo, tan sereno,

con ese paso tan quieto y me declaras tu amor?

 

¡Qué torpe he sido! ¡Oh Dios mío!

por no darme cuenta, por no entrar en razón.

Hoy, aunque es un poco tarde,

te agradezco por aparecer hoy.

 

Tomá mi corazón, te lo entrego yo a vos,

te lo entrego porque vos sos yo.

Te lo entrego, aunque en esta realidad no podamos ser dos.

Días sin color

15 Sep

Hay días muy tristes,

donde la luz de la aurora no falta,

donde la mañana parece oscura y cansada,

donde parece que nada ya tiene importancia.

 

Hay días tan sombreados,

donde respiras mucha pena,

donde hace falta tu abrazo y tu amor

que nos cobija con confort.

 

Hay días, que a pesar de ser noches,

llevan en sí el llanto de la soledad que deja así tu paso.

 

En este día de dolor,

aunque parezca noche,

yo te envío a ti mi amor, mi abrazo solidario

y un rayo de esperanza para que sientas la luz, el sol, su amor.