Tag Archives: eterno

Conociendo lo impalpable

16 Abr

¡Ay amor de mi eterno sentir! Seguro que no sé nada de lo que vos sos, no sé nada de ti, solo intuyo nuestro amor, ese que en mis arrebatos o intentos de los mismos pretende hacer mi alma caer, pretende unirse en un solo son, pretende fusionarse en espíritu, en luz.

¡Ay mi dulce ser! eres verso, rima, canción. Eres el inexplicable misterio que a mi alma llega en sueños y me quema el corazón.

¡Oh, eterno amor! esa música que dices tuya, ese aire, esa melancólica brisa que entre gota y gota escucho y que me traes aprisa, tan solo me paraliza y quedo sin respirar.

¡Ay, amor, eterno amor! aunque yo no te conozca, hoy duermo con el placer de que mañana te veré al dejar mi carne y huesos en esta vida y elevarme hacia ti.

Padre Nuestro

28 Dic

Padre nuestro que estás en los cielos,

que estás en la tierra y en mi alma también.

Yo hoy te agradezco todas tus bondades,

todo tu cuidado y tu comprensión.

 

Padre nuestro que estás en los cielos

y que vives dentro de los corazones;

hoy quiero alabarte y glorificarte

por cuidar de mi y por guiarme.

 

Padre nuestro, eterno pan de vida

que todos los días nos das provisión.

Bendícenos, protégenos siempre,

danos de tu paz, danos más amor.

 

Padre nuestro, siempre tan amante

eres Dios triunfante, amoroso creador.

Eres el Eterno, eres en quien creo:

El amante Padre, el gran Yo Soy.

 

Padre nuestro, eterno pan de vida

que no desamparas, que siempre muestras Vida.

Gracias por ser luz, por mostrar caminos,

por amar y experimentarte conmigo.

Un eterno momento

7 Nov

Llegan momentos de desnudar el alma.

Momentos reflexivos en donde no queda nada,

solo un cuerpo vacío, una inmensa soledad que quema,

que contrae la más grande verdad y la deja en nada.

 

Llegan momentos en que ya nada es perfecto,

y el absurdo recuerdo hace presa de tu ser y lo deja en silencio.

Llegan momentos donde ya no sé qué pensar,

si lo que me ocurre es verdad o si todo es un vano deseo.

 

Aunque hay algo muy adentro que me grita:

“es tu gran verdad y lo comprobarás a su tiempo”

Entonces queda, tan solo un respiro sin aliento,

un momento vacío, un eterno momento.

Eterna memoria

18 Abr

Y te sigo amando,

aún en el eco del silencio

y en la absurda paz

que enloquece a mi alma.

 

Y en ese amar -no lo niego-

te sigo confundiendo

hasta con la sombra de aquello

que parece ser tu recuerdo.

 

Y así pasan, tan rápidos los años

haciendo a un lado la calma,

recobrando las ganas esas de ser uno

en la eternidad del tiempo.

 

Y así sigues siempre en sueños

tan vivo, tan presente

que ya mi pobre mente

no sabe qué pensar.

 

Te quiero o no te quiero

-¡Que carajos digo!- ¿Para qué miento?

Mi alma se estremece, y con ella vuelven los recuerdos,

esos recuerdos sublimes de amor eterno.