Tag Archives: presencia.

Elevando el pensamiento

14 Jul

Hoy te escribo los versos

que  escondidos han quedado en mi pecho

para no gritar tu amor día a día,

para no morir con tan intrínseca melancolía.

 

Esta vez saco la voz

que apresada había quedado en mi corazón,

que en la oscuridad se adentraba

para no sentir más tu presencia, tu amor.

 

Hoy sale esa voz y con ella su eco:

el amor, ese gran sentimiento

que a diario callado me acompañaba,

pero que dolía muy adentro.

 

Hoy, hoy te elevo a ti esta poesía

para que llegue clara, la escuches y derrames tu gracia

a esta vida que te busca desesperadamente y ya sin calma.

Decisión

14 Mar

Cómo calmas en mí la angustia del vacío…
La soledad atenuante la marcas en mi alma
para que yo sepa que a pesar de lo contradictorio que suena,
yo no estoy sola, estás conmigo.

Cómo calmas en mí este vacío…
Me das las letras,
letras eternas que de tu alma parten a darme alegrías,
me dejan sin penas.

Hoy, ya no quiero esperar tu regreso en el desasosiego.
Quiero seguir la vida confiando en tu presencia,
en tu mano amiga.

Hoy voy a ver tu luz porque así lo decido.
Decido salir del olvido,
y recuperar toda mi existencia.

Sin tu presencia no existo.

10 Feb

¿Qué podrían escribir mis manos cuando no tengo tu guía?
Sería como piedra inerte, letras muertas, vagas melodías.
Sería como el eco del vacío que traspasa mi vida y la deja vacía.

Y es que nada se mueve si tu espíritu divino.
La esencia se vuelve diferente si no estás conmigo.
El silencio se apresura y llena mi vida.

…pero, es en ese silencio tan fuerte,
en ese vacío latente que mi vida encuentra tu presencia.
Es en esa soledad donde no queda nada, donde todo es oscuro,
que encuentro la más pura verdad, la verdadera nueva:
De que no eres más en mí si no soy en ti.
De que no soy más en ti si no eres en mi.

Bendito Amor por la ilusión,
bendito Amor por la esperanza.
Bendito, por tocar en mi la certeza
que da paz que nunca cambia.

De alma a alma

7 Nov

Escucho tu voz que me llama en la oscuridad de la noche.
Siento así tu presencia que abraza mi cuerpo,
que toma mis manos y me regala el aliento.

Escucho tu canción, aquella llena de esperanza,
la que mi corazón canta y abriga
hasta la mínima razón de mi existir.

Y empiezo a vibrar,
empiezo a ser consciente de ese otro mundo,
de esa otra dimensión que me acompaña.

Y me queda el aliento desesperado,
que corre a tu encuentro,
que se hace uno con tu energía de amor y tu eco.

Entonces vuelvo a la calma,
respiro profundo, me quedo con nada.
Sólo con tu aroma, sólo con tu imagen,
sólo con tu música… la música armoniosa que toca mi alma.

Elevando el sentimiento.

24 Oct

Es tanto lo que siento,

lo que llevo guardado aquí en mi pecho

que es realmente difícil ponerlo en palabras

sin sacar una lágrima de amor, sin recordar lo que soy.

Quisiera elevarme al encanto de mis sueños,

donde abunda la esperanza, donde todo es certero.

Pero me encuentro atrapada, y esta aparente soledad

me quema el pecho, me deja con nada.

Quisiera volar al sutil universo donde existe tu presencia

y ahi quedarme quieta, respirando tu amor,

envolviéndome en tu abrazo para volver a ser yo.

Aunque sé bien que estás aquí,

que tu presencia me acompaña,

que vela por mi, que me guarda.

Aún así, quisiera volar al destiempo

y unirme a vos en un abrazo.

… si me dejaras acercarme

quedaría ya sin llanto.

Me ha tocado

24 Abr

Me ha tocado,

a mi alma llega el incansable eco

de tu ausencia/presencia

que causa revuelo.

 

Me toca y suspiro

porque no te tengo,

porque no estoy cerca,

porque no te veo.

 

¿Cómo puedo yo, seguir siendo cuerda

cuando tu presencia se encarna en mi pecho?

¿Cómo puedo yo, mantenerme en calma?

¿Cómo si en tu ausencia se me parte el alma?

 

Me ha tocado

y me vuelve a tocar

esa melodía de tu amor letal.

 

Me ha tocado

y vuelvo a esperar paciente

aquél gran momento

donde al fin pueda verte.

Mi amado Ser

16 Dic

Ser, mi lindo ser,

corazón de mi existir

no te vayas tú de mí

dejándome sin tu paz y tu amor.

 

Ser, mi lindo ser,

escucharte quiero decir

que me amas con devoción

con locura eterna de amor.

 

Ser, mi bello ser,

gracias por ser parte de mi,

por darle a mi vida

ganas de vivir.

 

Por enseñarme a amar en plenitud,

yo te agradezco mi ser de luz.

Brilla fuerte con tu luz

y permíteme así saber qué camino seguir.

 

Ser, mi bello ser,

que tu presencia pueda al fin ver yo

y de esta manera, unificarme con vos.